23 de febrero de 2014

DokiDoki! Precure - Anime - "El harem de Mana y poco más"

Reseña por ONPUELENA y L.A.

   

Pues nada, como hace poco ha terminado de emitirse DokiDoki! Precure, voy a reseñarla. 
Esta vez tengo el placer de contar con un compañero, más entendido de la saga que yo, que me ayudará con la crítica. Lo ha hecho tan bien que casi me he quedado sin nada que decir, pero aun así, hay aspectos en los que no coincido con él o en los que me gustaría profundizar más. Vamos, que L.A. explicará el argumento y los personajes, yo hablaré con esas cosas por supuestas, si queréis os lo leeis al revés.

  
Cuando salieron las primeras imágenes de DokiDoki, me morí del asco.
Mirad esos pelos, parecen hechos con Play Doh! Y los trajes recargadísimos, hadas Jewelpet, Ai-chan Chiffon... Los villanos son de lo más soso... Marmo es lo más hortera. Eso sí, Bel está bueno porque tiene arrugas.
El primer capítulo no dejó mal sabor de boca, prometía bastante, más que nada por lo que parecía ser un guión más serio y elaborado. La cagaron.
Prometía demasiado. Demasiado argumento para lo que hicieron con él, dejarlo lleno de agujeros y corazones. El mayor problema son los personajes y su desarrollo.

Makoto era un personaje que prometía al principio, era mi favorita. Era fuerte y seria y luchaba por lo que quería, aunque fuese como idol. Pero luego MANA le comió el alma e hizo de ella una chica sin personalidad, con un cambio muy brusco, que llora con los dentistas... A ver... 

Antes molabas
Rikka y Alice permanecen en su línea durante el anime, menos mal. Aguri lo mismo que Makoto. Era dura, pero MANA... Con Regina LO MISMO. Era una villana original, que prometía, PERO.


Mana se dedica a comerle el alma a todo el mundo. Les quita la gracia a los personajes y les vuelve sensiblones asquerosos.
Yo diría que Mana es el mayor problema de DokiDoki. No tiene defectos, es perfecta, por lo que no evoluciona en todo el anime. Con la palabrería de la amistad y el amor, hace que todos a su alrededor sean igual de insoportables que ella. 
Es como si fuese Dios, pero en niña y con el pelo rosa. 
Ya sabemos que las protagonistas de Precure suelen ser así (y más últimamente), solucionan las cosas con discursitos de mierda, pero al menos, al ser torpes y esas cosas, evolucionaban como personajes. Mana no. El colmo es que no deja que las demás chicas se desarrollen, es la protagonista con mayúsculas, chupa cámara como ninguna, es el centro del mundo... El manacentrismo.
Y quiere ser Presidenta del Gobierno. Tiembla, Japón.


JAJAJAJAJAJAJA
El argumento es un caos constante. Al principio nos importan mucho el reino y la princesa, hay que salvarlos. Luego el bebé, que nace de un huevo (nunca lo explican). Después hola soy Regina muy mala os voy a quitar los cristales eso MANA TEQUIERO, ahora soy una niña normal. Espera quiero a mi padre, soy mala otra vez.
En este momento todos estábamos preguntándonos quién coño era el bebé y qué había pasado con la princesa, entre otras cosas. Había muchas teorías sobre eso. Estas preguntas se nos respondieron en los cuatro últimos capítulos. Gracias.

La cosa sigue y salen dos nuevos malos de la nada, con la carisma en el culo. Y desaparecen con la misma facilidad con que aparecieron.
Personaje nuevo y misterioso: Cure Ace. Vuelven las dudas y las teorías. Se sabe que es una niña y pronto la hacen tontita para que no nos acordemos de que salió porque sí. Es lo que se llamaría un plot device en toda regla, no sirve para nada más.
Nos habíamos olvidado de Regina, pero vuelve a aparecer, para volver a plantear el mismo dilema de antes: ¿soy buena o mala? No lo sabe ni ella.
¿Os acordáis de la princesa? Sí, esa. Pues resulta que se comunica a veces con las chicas y luego es un hielo y mil cosas más. Con poca explicación, también.
Total, que al final nos lo explican todo de una manera completamente inesperada (esto me gustó de cierto modo). Bueno, todo todo no...


Esto sucede, no preguntéis
Si a esto le sumas una animación bastante mala, peleas inexistentes, chistes sin gracia, una OST aburrida y unos ataques poco originales(¿hace falta que diga que todo esto es mi opinión? No, ¿no?)... DokiDoki se queda como la peor temporada de Precure de todas. 
Hace parecer que Smile parezca una muy buena temporada. Comparándola con esta, está claro que lo es. Smile es mucho más entretenida y divertida. DokiDoki resultaba un martirio en ciertos capítulos, pero he de reconocer que algunos me sorprendieron.

Creo que no me dejo nada por decir.
Ah sí: no la veáis. No si no sois fans de la saga. Tengamos fe en Happiness Charge.
A continuación, la reseña de L.A., se hará muy largo todo, pero os aguantáis y lo leéis, que se lo ha currado mucho.


___________________________________________________________________________

Hi hi, L.A. desu~. Primeramente, agradecer la oportunidad de cagarme en la madre de esta temporada. Segundamente, avisar de que esto tiene spoilers y que me gusta escribir tochos (ya es la tercera vez que trato de reducir las 10 páginas iniciales que tenía escritas). Terceramente, cagarme en la madre de esta temporada.
¿Cómo comenzar? He sido fan de la franquicia desde su primera emisión en Clan TVE, allá por el… er… Hace años, qué importa. Me he tragado todas las temporadas, y puedo decir que la serie ha ido alejándose de su concepto original, la que sentó la primera temporada y que permitió a esta franquicia despegar y llegar a lo que es hoy. ¿Qué concepto? Uno que lo diferenciaba de los demás Mahou Shojos: un buen par de hostias. Sí señor. Se narraba el día a día de dos estudiantes normales que debían pelear en las sombras contra los villanos destructores de mundos de turno con dosis decentes de acción. Destinada a chicas adolescentes, era una serie que podían disfrutar tanto niños como chicos mayores.
¡Toma en las pelotas de la barbilla!

Ahora Pretty Cure va sólo a contentar a los críos. Y va con lo justo: colorines y gracietas. A eso se ha visto reducida esa serie que tanto me enganchó. Ya no tenemos villanos que se puedan tomar en serio, los personajes siguen siempre el mismo estereotipo de las primeras temporadas sin que apenas evolucionen. Ni siquiera hay ya golpes, salvo alguno por ahí perdido o si hay suerte, en las batallas finales aparece algo. Y cada vez vamos a peor.

Trama:

La trama es sencilla inicialmente, como siempre: unos villanos -los Jikochuu (Egoístas)- atacan un reino -Trump Kingdom-, con los líderes de ambos bandos derrotados y los malos habiendo ganado. Los supervivientes buscan ayuda en la Tierra, consiguiendo el apoyo de chicas que se convierten en Pretty Cure. Luego son varios capítulos de las Cure contra los villanos tratando de resucitar a sus respectivos jefes, cosa que ocurre al final y es cuando las chicas vencen. La temática era ‘amor vs egoísmo’ -confusa y estúpida as fuck, como reconocen al final de temporada-, con un toque de cartas.

Ahora bien, hay algo que la diferencia de otras temporadas. Y es que todo el que conociera Precure de siempre sabría que algo raro pasaba cuando ya iban al mundo de los malos (mundoinicialdelosbuenosquehanposeídoellos, whatever) en el capítulo 7, algo que por lo general requería 22 capítulos. ¿Qué ocurría? Que Toei quería que no hubiera nada de relleno. En una serie cuya idea siempre se fundamentó en el relleno. Conclusión: infinitos subplots sin terminar o rápidamente despachados. Primero la idol busca a la princesa, luego meter historias de secundarios que nunca vuelven, aparece a la clásica villana que tiene que volverse buena, luego buscar cristalitos mágicos, luego una nueva Cure, luego entrenamiento, luego villanos nuevos, luego que si el hada bebé pasaba por sus fases del crecimiento, luego que si vuelve la villana buena, luego que si batalla final. Tramas que introducían elementos y personajes que nunca volverían o que lo harían tan sólo al final.

Y luego había capítulos idiotas sin sentido como el del overmanly y épico Cure Sebastian -20 segundos y fue la mejor Cure de la temporada- o el viaje al espacio por una florecita. Curiosamente la mitad de estos capítulos eran sobre Alice…
Vamos, que hay más historia que en otras temporadas. Pero tampoco está mejor.


Personajes:

Para resumir todo esto antes de empezar: los diseños de los personajes eran una completa pasada en su gran mayoría, de los mejores de la franquicia. Pero como personajes, al final fueron todos penosos.

- Mana / Cure Heart: la alucinante, energética y capaz presidenta del consejo, que parecía destinada por fin a romper la maldición de airheads inútiles como líderes de equipo, terminó siendo una completa imbécil que era incapaz de no decir la palabra ‘amor’ durante 20 segundos. Lo peor es que chupaba plano de forma excesiva: no sólo llegó a protagonizar capítulos que no eran sobre ella sino que se quedó con toda la batalla final para sí.

- Rikka / Cure Diamond : La amiga de la infancia de Mana con dos dedos de frente, sarcástica y muy aplicada, pasó a amiga trabajadora a… Lo mismo, pero exagerado. Una empollona perdidamente enamorada de la prota. Lo peor es que Toei decidió darle en un capítulo un ‘rollo’ con un villano, cosa que los fans adoraron en la primera temporada pero al final no es que quedara en nada, es que no lo sabemos porque pasaron del tema. Es una pena porque me sentía muy, pero muy identificado con ella al principio, era el personaje más humano y menos estereotipado que vi nunca en la franquicia.

- Makoto / Cure Sword: una idol que en realidad era la única Cure superviviente del país que atacaron los malos antes que la Tierra, el Trump Kingdom. Inicialmente quería centrarse en salvar a su princesa pero comienza a salir de farra con Mana y las demás. Debo decir que prometía lo suyo con su ignorancia sobre cosas triviales en la Tierra -no la hacían parecer estúpida pese a no saber qué era un dentista-, pero comenzó a pasar a ser más un personaje de apoyo. Su carrera de idol, que tanto la ocupaba en los primeros episodios, apenas se recordó en otros dos episodios aleatorios. Encima, ella que era la única con experiencia de todas las Cure, fue tachada como una corrientucha, o la más débil del equipo incluso. Al menos sus canciones molaban.

- Alice / Cure Heart: una chica millonaria que, sorprendentemente, no era pija sino adorable a rabiar. Desgraciadamente fue una mera excusa barata para tener capacidades ilimitadas, aprovechándose de sus millones, como rastrear a sus amigas por satélite, ir al espacio o crear escenas de Indiana Jones con la roca rodando de fondo. Fue la protagonista más ignorada que he visto, incluso en sus episodios apenas salía más que sus amigas: de hecho uno de ellos trató de su alucinante mayordomo convirtiéndose en Precure él mismo al estilo Batman. Aunque siempre estuvo alucinante en todos sus episodios y era de las que mejor peleaban, salvo el último que tuvo fue el peor de toda la franquicia. Tenía una faceta bestia que jamás aprovecharon bien, sólo la mencionaron en un par de episodios.
Nanananana BATMAN. Me dejaré un bigote así algún día, lo prometo
 
- Iira: el primer villano y es el típico crío arrogante matón de colegio. Tuvo aquel fallido romance con Rikka, y debió de ser el único con evolución medianamente aceptable: de ser el típico chulo que tras conocer a Rikka dejó de ser tan chulo delante de ella. Punto. En el último capítulo hasta parecía metafórico y sabio y todo, pero al final con las ganas te quedaste majete.

- Mahmo: la tía buena. Iba vestida de invierno en una mitad y de verano en la otra. No enseñaba cuerpo así que no cumplía para nada, y por tanto no tuvo evolución ninguna. Estuvo ahí y punto. Se supone rival de Alice, pero como ninguna tuvo desarrollo alguno pues nada.

- Bel: merece mención especial, el lugarteniente de los villanos. Comenzando como dueño de un bar que apenas da un palo al agua porque lo peta de poderoso que es, desde el episodio 11 que lo humillaron transformándolo en un teléfono gigante fue alternando entre una mediocre epicidad y un apabullante patetismo. Prometía y dejaba de prometer a ratos. Al final acabó como vivió: creyendo haber ganado pero siendo poseído y luego transformado en ratoncito.
Hasta usó su modo vibración en Makoto. Casi como estáis pensando



- Generales: A mitad de temporada metieron otros dos nuevos, un vagabundo travesti llamado Riiva y un tragón cachas llamado Gula; los clásicos villanos más fuertes que meten para indicar que sube la dificultad del nivel. Pero en realidad no fueron más que sustitutos de verano del trío principal. No hubo más diferencia, aunque se pudieran tomar en serio eran igual de mantas y salieron por salir. Luego murieron a manos de Bel y nunca más se supo de ellos.

- Jikochuu: Los Jikochuu, monstruos de la temporada, eran patéticos sin excepción e iban por hacer la gracia y salían por obligación. De hecho, sufrieron power-ups que pronto cayeron en el olvido por completo. Y casi todos eran adorables más que intimidantes (mi favorito era el del capítulo 34, el motocicleta: BRUMBRUMBRUMBRUMBRUM). 
Temednos bitches
   
- King Jikochuu: el mismísimo líder de los malos, Proto Jikochuu para los amigos: tenía una voz alucinante, un comportamiento algo singular pero guay al principio y encima gastaba de los diseños más evil jamás vistos en la serie. Pero la serie le trató mal haciendo que su hija se fuera con la primera fulana que se encontró -Mana-, obligándole a pelear con ositos gigantes y morir por un caso agudo de conversión de ojos en corazoncitos, así que teminó siendo igual de penoso que el resto de elenco.

- Regina: la egoísta, infantil, petarda y aun así adorable Regina era la hija del Rey Jikochuu. Tuvo dos papeles fundamentales: el primero, dar esperanzas de que ella era la Princesa que buscaban las chicas -que no- y/o la nueva Cure que esperaban los espectadores -que tampoco-. El segundo, ser el objeto de deseo de la prota. Tras tirarse Mana episodios dando por saco con ella para volverla buena, con la confirmación de que ella no era la nueva Cure se volvió mala de nuevo y fue derrotada por Ace, y luego desapareció con la excusa de que tenía que curar sus heridas. Durante varios capítulos ni dios se acordó de ella, salvo mención muy esporádica aleatoria, y cuando decidieron hacerla volver el ManaxRegina fue un insufrible tema inagotable que sacaba de quicio a todo el mundo.

- Aguri / Cure Ace: nuevo personaje metido a calzador a la mitad de temporada, aunque luego se amoldase al zapato. Era una cría insufrible que en modo Cure era overpowered as fuck, con el consecuente patetismo que tuvo posteriormente tras su primera derrota. Desde entonces ganó protagonismo, perdió poder y arrogancia y ganó algo de aceptación por parte de sus haters como servidor. Luego fue otra Cure más, con un poco más de historia que el resto pero ya. Que diga lo que quiera la gente, con un nombre que suena igual que ‘Ugly’ no te esperas nada bueno.

- Secundarios: un buen montón de ellos salieron por salir, consideraré los importantes: Joe, el prometido de la Princesa desaparecida, envuelto en tanto misterio que terminó desapareciendo durante la mitad de la serie; el épico Sebastian que siguió como siempre; Ai-chan que aprendió a hablar cuando le daba la gana y sirvió de excusa para varios episodios, y las hadas que ganaron alguna habilidad y episodio propio pero sin llegar a ser personajes principales por derecho propio. Salvo quizás Ai-chan, pero aparte de “Kyupirappa!” no hay mucho más que decir de ella. Sin contar personajes de capítulos concretos que volvieron una única vez o nunca, como el padre de Rikka, el hada dragónica Melan, los padres de Alice, Reina, Jun, la amiguita del alma de Aguri y el pajarito de Joe.

Batallas:

Las batallas eran algo vital y característico de cada temporada. Originalidad de los monstruos, golpes, ataques mágicos… Cada vez todo ha ido a peor, menos los ataques mágicos que cada vez les meten más Photoshop. Salvo excepciones -Rosetta usando sus escudos flotantes como plataformas de Super Mario y cuchillas, sí señor-, las batallas son cortas sin apenas acción o ideas interesantes, ni en villanos ni en estrategias de combate, así que ya no merecen tanto la pena como las de Max Heart.
Desgraciadamente en esta temporada, conforme fueron avanzando los ataques especiales también fueron a peor. De ataques tan flipantes en colores -literalmente- como el Heart Shoot de Heart o el ataque conjunto Lovely Force Arrow, que tenían unos efectos o movimientos bastante awesome, pasamos a ataques tan penosos como el Ace Mirror Flash (tres espejitos que reflejan luces) o ya el más patético de todos los ataques jamás vistos, el Rosetta Balloon: un globo de propaganda de la compañía de Alice explota y de él sale algo. Lo peor de todo es que, orgullosa, ella anuncia que cada vez que lo use saldrá algo diferente, y sólo lo usó dos veces: salieron el Lemonade Flash de Cure Lemonade (5ª temporada, Yes!) y un muñeco gigante del hada de Alice. Otro reflejo del maltrato al personaje y una buena metáfora de la existencia de éste.

Debo decir que para mí, la batalla final es siempre decisiva en mi veredicto final, lo que más espero en una temporada. Suite Pretty Cure, por ejemplo, fue una temporadilla mediocre que a mis ojos mejoró muchísimo gracias a Noise, el villano final, que permitió crear una de mis batallas favoritas, y eso que apenas hubo golpes. La batalla final de DokiDoki, pues…
Just...What
 
Eso. No se pudo tomar en serio. El maltrato a los personajes seguía presente, sobre todo con los villanos principales, que iban y venían conforme hicieran falta. Drama falso que se veía venir y gags inverosímiles para una batalla final que transmitían una sensación de falsedad que no veas. Para el final finaloso, después de overpowear a Mana y al Jikochuu porque sí, tuvimos por fin algo de acción aunque no muy destacable, y no mucho más. Un ataque final de lo más cutre y un final un tanto surrealista y capitalista dentro de la franquicia.

Opinión Final

En definitiva, que ya me he extendido y mucho: es una serie que prometía muchísimo en comparación con su antecesora, pero en su lugar fue capaz de ser aún mucho peor. Al intentar arreglar los errores de Smile la cagaron y fueron a peor. Con el objetivo de evitar el relleno metieron demasiados subplots que dejaron claro que no tenían muy claro qué hacer con ello, y provocaron que la trama principal no quedase muy clara: ¿Rescatar a la princesa? ¿Rescatar a Regina? ¿El tema es Amor vs. Egoísmo? ¿Era la búsqueda de la Princesa? ¿El cómo Regina se volvía buena? Frente a las viejas temporadas que iban al grano, ésta se retorcía mucho. Para ser honestos, si me dijeran que esto era una parodia, la hubiera disfrutado mucho más; y si me dijeran que no era Precure, pues QUIZÁS hasta me hubiera encantado, de no ser por esos terribles maltratos a los personajes. Es una pena ese desperdicio de efectos especiales, de diseños tan chulos, de OST tan bonita, de seiyuus con voces tan chulas como Minako Kotobuki (Rikka), Kanako Miyamoto (Makoto), Rie Kugumiya (Aguri) y Hochu Otsuka (King Jikochuu); de buenas ideas y de mostachos tan alucinantes que no se aprovecharon bien.
Como temporada de Precure recomiendo ignorarla por completo, hay otras nueve mejores. Como serie por separado, bueno, puedes matar el rato si te centras sólo en verla y reírte cuando toca. Hay algunos episodios que merecen la pena, pero estoy seguro de que hay al menos otros 20 Mahou Shojo mejores. Ved mejor esos.

6 comentarios:

  1. Suite pecure fue la mejor temporada hasta hora y Cure Rhythm es la mas linda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por comentar y dejar tu opinión! Más gente debería hacerlo, es siempre interesante ver lo que piensa la gente. De ahí este blog, supongo.

      Sin embargo, tengo que discrepar. Las peleas entre Hibiki y Kanade llegaron a ser estúpidas, infantiles y cansinas; el asunto de Ellen como villana pasando a buena finiquitó con su transformación como Beat y acto seguido pasó a ser un mero gag reel con chistes referentes a guiris en la mitad de sus apariciones; las peleas eran sosillas en una inmensa mayoría, exceso de ataques mágicos y transformación más longeva de toda la saga (aunque me encanta, eso sí), Trio The Minor resultaba bastante más patético que malvado hasta la toma de poder de Falsetto, y bastantes más fallos que ahora mismo no recuerdo.
      Eso sí, dista mucho de ser de las peores, probablemente estaría en mi top 6 de favoritas basándome en lo que recuerdo. Hummy es la última hada que tuvo un papel medianamente importante y no resultó cargante (al contrario), los Fairy Tones son geniales y Noise es mi villano favorito, considero su pelea de las mejores pese a que las chicas poco más hicieron que lanzar especiales. Mejoró mucho a partir de la aparición del Crescendo Tone, que la trama se movió bastante, y la película es de las mejores indiscutiblemente.

      Pero al fin y al cabo, todo esto resulta bastante subjetivo: depende de qué baremos utilices para catalogar como mejor o peor. Hay gente que adora DokiDoki, por ejemplo (no sé cómo, pero lo hacen). Si me pones a elegir, yo quizás iría con Fresh como la mejor, pero mis favoritas son las tres primeras.

      Eliminar
  2. Espero la crítica a GoPri :'v
    Me diviero escuchando críticas :v

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estamos en los últimos años de Universidad y hay pila papeleo, pero debiera estar ya por fin en unos días.

      No esperes tanta mala gaita por mi parte, sin embargo, esta temporada salió bastante bien =P

      Eliminar
  3. La verdad a mi me gustó bastante dokidoki precure. Cure ace es mi favorita. De todas las que he visto es la segunda que mas me gusta, porque tenía bastante trama y casi todos los personajes me gustaba. Aunque coincido los jikochus daban pena :d

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por tu comentario! Siempre está bien tener otros puntos de vista.
      La verdad es que es cierto eso de que tiene bastante trama, quizás por eso se les atragantó un poco.

      Eliminar